Reserva Florofaunística

La Reserva Florofaunística y el Centro de Conservación de Vida Silvestre se encuentran ubicados en la costa norte del embalse la Florida, abarcando 340 hectáreas donde se encuentra la flora de la región y animales autóctonos y exóticos. 

La Reserva cuenta con un circuito interno muy bien demarcado a través de un camino asfaltado en muy buen estado de transitabilidad, con señalización de atractivos y comunica, a lo largo de aproximadamente 4 km., el recinto del ciervo axis, el de los zorros grises, recinto de antílopes e iguanas, el recinto de agutí dorados, los bosques de espinillos, la zona central, el recinto de martinetas y perdices y el recinto de pumas.

En la zona central es el área que cumple la función de atención y recreación. Allí opera el personal de mantenimiento, se recepciona al público y cuenta con instalaciones que albergan ñandúes, boas de las vizcacheras, aves canoras y domésticas, vizcachas, gatos montés, pumas, pecaríes, jabalíes, maras, cabras, ciervos rojos, aves acuáticas, quirquinchos, coipos, etc.

En cautiverio y semicautiverio actualmente hay guanacos, llamas, pecaríes, vizcachas ñandúes, boas de las vizcacheras, corzuelas (sacha-cabra), maras, aves acuáticas, faisanes, etc.

Actividades 

Es importante destacar que dentro de la reserva, ubicada en La Florida, se encuentra el Centro de Conservación de Vida Silvestre. Allí se dispone de dos senderos para recorrer.

El primero de ellos llamado “Chañaral”, es autoguiado y recorre la costa del Dique La Florida, el segundo trayecto se recorre con un guardaparque, quien conversa con los visitantes sobre mascotismo y la importancia de cuidar el entorno natural.

Este sendero guiado se dirige directamente hacia las pumeras; allí se aprende sobre la dinámica de vida de los pumas, y su dificultad para volver a su hábitat natural.

El puma en particular, cuando ingresa al centro de  conservación se queda para siempre, ya que es muy difícil de rehabilitar: si ingresa grande es imposible reinvertir esa impronta que el ser humano le genera al animal.

La reserva posee una de las jaulas más grandes de la región, utilizada para la rehabilitacipon de aves. La especies con las que cuenta son:  cardenales amarillos, loros barranqueros, copete rojo, cardenal amarillo, águilas y halcones, entre otros).

Cuando un animal ingresa al centro de conservación se hacen dos tipos de rehabilitación: por un lado física, relacionada a  la administración de medicamentos en una cuarentena, se hace una  revisión general para saber si necesita desparasitarlo, si está bien o requiere una cirugía como por ejemplo un águila con un ala rota.

Por otro lado, los animales que han sido mascotas también se recuperan conductualmente. Esto les sirve una vez que son reinsertados en el hábital natural, liberados, el animal físicamente está bien, y conductualmente rehabilitado para poder buscar su alimento por ejemplo.

Muchos de los ingresos que hay en el Centro de Conservación de Vida Silvestre son de animales que provienen de mascotismo; también aquéllos que han sido encontrados heridos, o fueron entregados voluntariamente.

Horario

Miercoles a Domingo de 15.00 a 20.00 hs. (Actualizado 2020)